martes, 3 de mayo de 2016

Cabras, idiotas, coches y mujeres

Nos vamos a meter en el proceloso mundo de las diferencias de género desde el punto de vista de la inteligencia. No quiero descubrir ahora nada para que sea en clase donde discutamos el asunto, que en realidad tiene poco que discutir, al menos desde mi punto de vista. Pero como hay gente que se empeña en fundamentar "científicamente" prejuicios humanos, pues habrá que tratarlo en clase.

La cuestión, entonces, es:
El concursante en un concurso televisivo debe elegir una puerta entre tres (todas cerradas); el premio consiste en llevarse lo que se encuentra detrás de la elegida. Se sabe con certeza que tras una de ellas se oculta un automóvil, y tras las otras dos hay sendas cabras. Una vez que el concursante haya elegido una puerta y comunicado su elección a los presentes, Monty Hall, el presentador, que sabe lo que hay detrás de cada puerta, abrirá una de las otras dos y mostrará que detrás hay una cabra. A continuación, le da la opción al concursante de cambiar, si lo desea, de puerta (tiene dos opciones). ¿Debe el concursante mantener su elección original o escoger la otra puerta? ¿Hay alguna diferencia?

Para más ayuda:
Sí puedo adelantar que este problema lo resolvió correctamente una mujer, de la que dicen que es la persona con un Cociente Intelectual más alto del mundo: Marilyn vos Savant. Yo me llevé la cabra, por idiota. Tanto que aquí dejo una explicación del asunto porque yo no sabré hacerlo luego. Eso sí, todavía no estoy nominado a los premios Darwin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario