sábado, 26 de marzo de 2016

Todo lo que usted quiere saber sobre Dios y no se atreve a preguntar


¡¡¡Oooooohhhhh!!! dirán ustedes. Pues sí, menos mal que un grupo de investigadores estadounidenses ha realizado hasta ocho "experimentos científicos" con nada menos que 500 personas para concluir definitivamente que los creyentes tienden a suprimir el área analítica de su cerebro para facilitar ese "salto de fe".

Como veremos en próximas entregas de nuestro curso sobre ciencia y cultura, lo que parece un avance científico avalado por un riguroso método de investigación, desde luego, supone una simple constatación  de lo que los estudios de tipo social y humanístico saben desde hace... muchos años. Porque, vamos a ver, concluir que la fe es un acto de fe en mi pueblo se llama Perogrullo. 

Me remito a Richard Rorty, en respuesta al afamado Steven Pinker, cuando precisa que las ciencias naturales pueden descubrir cómo funciona el cerebro, pero no pueden dilucidar qué clase de persona ser o por qué causas luchar. Para eso,  Rorty se remite a Ortega y Gasset, que ya perfiló al bárbaro científico, cuando afirmaba que el hombre no tiene naturaleza sino historia. Vamos, que son las áreas del conocimiento social (Historia, Filosofía, Arte) las que deben dar cumplida cuenta de los fenómenos humanos.

En fin, los científicos pecan a veces de presuntuosos, pero también es verdad que los humanistas pecan al desconocer los avances científicos. Ya sabéis, la polémica de las dos ¿o tres? culturas. Tod@s debemos seguir indagando el por qué de las cosas... Ahora a ritmo de saeta, que para eso estamos en Semana Santa. Cultura popular, la que faltaba:

No hay comentarios:

Publicar un comentario