domingo, 13 de marzo de 2016

Podemos ver, pero ¿sabemos mirar?

Pues resulta que un laboratorio japonés ha obtenido todos los tejidos del ojo humano a partir de células madre. Su éxito consolida, en la práctica, la era de la medicina regenerativa, o eso dicen; y trae del futuro al presente una memorable escena de la ciencia-ficción... del pasado. Aquí va:


Genial, perfecto, pero... ¿sabemos mirar lo que nos rodea? La ciencia consigue que podamos ver, pero mirar y entender el mundo es cosa de las "ciencias" sociales, vamos, de esas disciplinas que en sí no son científicas al modo de las "ciencias naturales". Es el cine un fenomenal ejemplo del asunto. En 1982 Ridley Scott lo bordó, con ideas de Philip K. Dick, en Blade Runner, no tanto por su poder de adivininación sino por su capacidad de desvelar las incertidumbres que nos aquejan como Homo Sapiens.

Yo, por mi parte, he preparado un montaje con imágenes del cómic más influyente de la historia del cine, The Long tomorrow (1976), que aportó ideas, personajes y estética a la misma Blade Runner, Alien, Star Wars, Matrix... Ahí queda eso. Claro, el guión es de Dan O'Bannon y los dibujos del maestro Moebius-Giraud. Encima le he puesto música de Vangelis. Ufffff.

2 comentarios: